t

Dependencia

TU

  • Cuidas de mi,
  • Haces / no haces / debes hacer por mi
  • Necesitas de otros para conseguir su Fuerza.

FÍSICAMENTE: Te sientes limitado y necesitas que te ayuden.

EMOCIONALMENTE: Tu sentido del mérito y de seguridad depende la opinión de otros sobre ti. “Si no te caigo bien, catástrofe“.

MENTALMENTE: Cuento contigo para que resuelvas mis problemas, para que pienses por mi.

 

q

Independencia

YO

  • Puedo hacerlo,
  • Soy responsable,
  • Consigo lo que quiero, gracias a mi esfuerzo.

FÍSICAMENTE: Te desenvuelves por tus propios medios.

EMOCIONALMENTE: Mi interior me proporciona pautas y me dirijo desde adentro. “Mi mérito no se debe a otros“.

MENTALMENTE: Me organizo y me expreso de forma comprensible. Puedo pasar de un modo analítico a otro creativo.

Interdependencia

Nosotros

  • Soy capaz, dependo de mi mismo y de los demás.
  • La vida, la naturaleza, el matrimonio, la familia o el trabajo es Interdependiente.
  • Tengo acceso a mis recursos y potencialidades, y también a las de los demás.

FÍSICAMENTE:  Haciendo un trabajo juntos llegamos más allá que por separado

EMOCIONALMENTE: Obtengo dentro de mi mismo la gran sensación de valía, pero también reconozco mi necesidad de dar amor y de recibirlo.

MENTALMENTE: Comprendo que necesito mis propios pensamientos, con los mejores pensamientos de las otras personas.

Las personas DEPENDIENTES no pueden optar a ser INTERDEPENDIENTES.

No se puede recoger una cosecha, antes de la siembra“.

Porque se trabaja de dentro hacia fuera.

Los problemas significativos que afrontamos, no pueden solucionarse en el mismo nivel de pensamiento que estábamos cuando los creamos“. Albert Einstein

 

Que cambie el otro

Si quieres que tu hijo adolescente sea más agradable y cooperativo, debes ser un padre más comprensivo, empático coherente y cariñoso.

Es inútil tratar de mejorar las relaciones con otros, antes de mejorarnos a nosotros mismos.

No existen soluciones duraderas que procedan de fuera hacia dentro, ya que generan personas:

  • infelices
  • sacrificadas
  • inmovilizadas
  • concentradas en los defectos de los demás
  • estancadas por sus circunstancias.

Las victorias privadas preceden a las públicas.

Debemos hacernos promesas a nosotros mismos y mantenerlas.

Solo después hacerlas y mantenerlas a los demás.

Es un continuo aprendizaje, una espiral ascendente de crecimiento que conduce a la independencia responsable y a la interdependencia efectiva.

 

Si te ha gustado este artículo, comentalo y compartelo en tus redes sociales.

 

Está sacado del inspirador libro de Stephen R. Covey, “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: